SE RECUPERA EL CATÁLOGO HISTÓRICO DE MUSIC HALL

Luego de más de 30 años

 

SE RECUPERA EL CATÁLOGO HISTÓRICO DE MUSIC HALL

Para los melómanos y coleccionistas de rock argentino esta es una de las mejores noticias en muchísimo tiempo. A través del Instituto Nacional de la Música (INAMU) este archivo de más de 1500 discos se recuperará por primera vez. En una conferencia de prensa realizada el lunes 22 de febrero de 2016, participaron Charly García, León Gieco, David Lebón, Pipi Piazzolla, Miguel Cantilo, Raúl Porchetto y Miguel Mateos, entre otros, sumados a los videos enviados por Gustavo Santaolalla y Billy Bond. En esta nota nos explica el presidente del instituto Diego Boris, como surgió la idea, los vericuetos legales y el largo camino para llegar a la reedición de los discos, que será en formato cd, vinilo y descarga por internet. Y como frutilla del postre todo lo recaudado será para promocionar nuevas bandas en todo el país. Ah, y además se va a editar un libro y un documental sobre este faraónico trabajo.

Chin chin.

 

slide-music-hall

El sello Music Hall trabajó durante más de 20 años editando discos. ¿Que pasó después?
En 1993 se inicia un proceso de quiebra de la companía que se llamaba Sicamericana, que tenía varios nombres de fantasía por los cuales se editaban discos. TK que eran de tango y folclore en la década del ´50, Music Hall que se dedicaba al rock fines de ´70 y en los ´80 Sazam Records. El catálogo queda inmovilizado. Se congelan los activos como el stock de discos, el estudio de grabación, máquinas y demás. Quedaron muchos masters, contratos y la propiedad de los fonogramas archivados.

¿Cómo nació la idea y como fue el proceso de rescate?
Desde hacía mucho tiempo veíamos que había un material que no salia y que la sociedad no tenia acceso a ese patrimonio cultural. Ademas trabajamos en la Unión de Músicos Independientes (UMI) pensando que si los músicos hubieran sido dueños, esto no hubiera pasado.
Entonces decidimos averiguar que existía de mito y que de verdad. Se decía que se había vendido el catálogo a México o a Paraguay. Cuando fuimos a ver el expediente porque queríamos comprar el catálogo, vimos que la venta a esos países habían sido declaradas fraudulentas por la Corte Suprema de Justicia.
Ahí empezó un gran trabajo de ir al juzgado en lo comercial para ver el expediente, después a la Dirección Nacional de Derechos de Autor para determinar los discos, autores y fechas. De a poco nos dimos cuenta que valía la pena hacer una oferta por el catálogo completo. ¿Porqué la totalidad? Porque el síndico nunca quiso vender individualmente. Tanto León Gieco, Gustavo Santaolalla o Miguel Mateos quisieron comprar sus discos pero no pudieron.
Hicimos una oferta por todo el catálogo que coincidió que con ese monto se pagaba la totalidad de la quiebra y desde el juzgado informaron que no se hallaba impedimento para otorgarle al INAMU la compra. Se compró en 2 millones 750 mil pesos. Cuando iniciamos el expediente determinamos que cada músico tenga la posibilidad de administrar sus fonogramas.

¿Una vez que iniciaron el proceso legal de rescate que pasos faltan?
Ahora lo que falta es ir a los depósitos e ir a buscar las cintas y todo el material de archivo. Es como la parte arqueológica del trabajo. Vamos nosotros, el síndico, un escribano y no se si puede ir alguien más. Todavía no sabemos en que estudio vamos a escuchar los masters o si nosotros vamos a comprar una buena máquina cinta abierta y de DAT. Hay muchísimo material para escuchar. Un grupo de personas ya se ofrecieron a escuchar las cintas para trabajarlas. Serán 40 cajas que están lacradas y selladas sin abrir desde 1995. En la inventario que tenemos figuran temas de Los Shakers por ejemplo, pero no sabemos que hay realmente y en que condiciones están. También hay material de Astor Piazzolla.

¿La distribución de los archivos se hará entre los artistas?
El INAMU es dueño del material pero se les da una licencia a los artistas por el tiempo que queda de la vida comercial del fonograma, o sea 70 años después de que se dita el disco. Se les otorga la licencia pensando que los intérpretes serán los mejores motores de su obra. Por ejemplo si un disco fue editado en 1980 el disco tiene hasta el 2050 para ser comercializado y que el dinero se lo quede el productor fonográfico. INAMU les da una licencia a los músicos para que ellos lo administren y comercialicen tanto en vinilo, cd y digital y se queden con todo el dinero por la venta del disco en todos sus formatos y todos los derechos o sea AADI y CAPIF. Ese dinero servirá para un proyecto que se llama mi primer disco. O sea que los músicos se quedan con el dinero que produce el disco y el INAMU se queda con el derecho intelectual que sirve para fomentar nuevos artistas. O sea ganamos todos.

¿Cómo será el arte de tapa y contratapa de los discos?
La idea es que se respeten la tapa y la contratapa de los discos. La licencia también lo dice que se tiene que respetar el formato original pero entendiendo que se puede enriquecerlos. Si existe la posibilidad, a todos los discos se le podrán agregar más datos a sus fichas técnicas y más fotografías. Va a a ser un gran trabajo donde todo quedará registrado en un libro y en un documental, porque Music Hall atraviesa distintas etapas de nuestro país y no es casualidad que haya tenido su apogeo en pleno proceso de industrialización y su deterioro, en plena época de desindustrialización.

Click acá: Catálogo Completo de discos

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>