Entrevista a Marcelo Simoni, guitarrista de Bloke

BLOKE

bloke-660x400

Fue uno de los fundadores del heavy metal nacional junto a V8 y Hellion. Su manera autodidacta de tocar le dio un sonido original y poderoso. Hoy 30 años después de la aparición de su primer y único disco llamado “Demolición”, se reedita en cd con una calidad inmejorable. Pero Marcelo aclara que el heavy hoy no tiene el nivel de producción que si tiene el rock o el pop: “Es un movimiento autodestructivo”. Tocará el 10 de mayo todos los temas del disco con invitados. Para no perdérselo. Esta es la historia de Bloke, pionera del heavy metal nacional.

 

 

foto bloke

El disco de Bloke editado originalmente en 1984, ahora remasterizado y disponible en disquerías

¿Cómo se conocieron?
Nos conocimos alrededor de `80 -`81. Un amigo me presenta a Daniel Parodi que después sería el bajista. De golpe teníamos muchos gustos musicales en común. Muchas ideas y conceptos muy iguales, nos complementábamos mucho musicalmente. Todo se dio en Villa Pueyrredón.

 

¿Qué escuchaban en esa época? Porque el género heavy no era muy difundido en nuestro país y tampoco había muchos discos.
En aquel momento escuchábamos AC-DC, Judas Priest o Iron Maiden. El heavy es un género muy difícil de tocar. Tenes que ser muy preciso. En aquel momento el que tenía acceso a discos importados era un privilegiado. Lo que hacíamos eran copias a cassette, de bandeja a cassettera. Y nos juntábamos en la casa de alguien y nos pasábamos toda la tarde escuchando heavy. Daniel tenía muchos discos importados. Siempre escuché música de afuera, no de acá. Con Daniel éramos fanáticos de Deep Purple, inclusive me encantaba Helter Skelter de los Beatles. Lo primero que escuché fue Judas Priest en 1979. Esas melodías y los esquemas a dos guitarras nos miramos con Daniel y dijimos esto es lo que queremos hacer.

 

¿Cómo era ensayar esa música que no era común en aquel momento?
Era como un germen lo que hacíamos. Porque nadie entendía nada. Teníamos tantas ganas de tocar… hasta tocamos en una peña. Imaginá Bloke en aquel momento: Un cantante que no cantaba sino que gritaba, la guitarra completamente distorsionada y estridente, un batero infernal y un bajista con melodía. Para lo que era la música de aquel momento salíamos totalmente de los cánones de lo convencional.

Bloke se gestó durante la dictadura. ¿Cómo continuaron el proyecto hasta que llegó la democracia?
Era complicado, además de tocar en lugares muy rudimentarios, con la presencia de la policía en la calle que siguió durante la democracia. Teníamos letras sobre la represión, las Malvinas y los sicarios. Era muy jugado en esa época. Hay que entender el contexto de la época. La policía entraba en los locales y prendía las luces y había que parar y sacar documentos. A veces ni nos dábamos cuenta de lo que ocurría, yo tenía 21 años, no teníamos conciencia.

 

Temas para escuchar:

 

Demolición

 

 

Antes del fin

 

¿Cómo se gestó el sonido de Bloke?
El sonido del heavy son las guitarras. El baterista le tiene que pegar fuerte y el bajista tiene que ser preciso y tener armonía. Daniel el bajista, tenía una armonía tremenda, no conozco muchos acá que toquen como él. Yo sabía que quería una guitarra distorsionada pero situate treinta años atrás, no había nada, no había equipos, había que meter mano para sacar el sonido que tenías en tu cabeza.

 

16819

 

¿Qué guitarra usabas?
Yo me privé de muchas cosas por tener buenos equipos. A mí me gusta tocar con instrumentos y equipos buenos. Hay una realidad. No te podes comprar un equipo barato y sonar de puta madre. En estudio quizás se puede. Pero en vivo tenes que comprarte algo valvular y guitarras de calidad para sonar bien. En Bloke teníamos amplificadores Acoustic de 125 watts combo y después pasé a un equipo de cabezal y dos cajas de cuatro cada uno valvular también Acoustic que ni bien entro al país lo compré. En Bloke tenía una Gibson Les Paul Custom negra de 1977 y una Gibson Flying V que es la guitarra con la que toque casi el 99% de los shows con Bloke. Y en el disco usé las dos guitarras. El tipo que nos grabó en el disco no sabía lo que era una guitarra distorsionada y menos una heavy. El disco lo grabamos en cuarenta y pico de días de 19 a 1 de la mañana. Antes de entrar nosotros, entraba un grupo de música del litoral o sea nada que ver. Cuando llegábamos no sabía que hacer porque sonaba todo mal, porque no tenía ni idea. Un día llegamos y me dice: “Vení que vamos a trabajar las guitarras”. Yo le dije “ok”. Entonces me dice: “Sacale la distorsión a las guitarras”. Y yo le digo: “¿Cómo le voy a sacar la distorsión si es parte del sonido de la banda?” No fue una lucha, fue una pelea diaria por el tema del sonido. Me pedía que toque con menos volumen y sin volumen no impactas en el micrófono. Yo compraba en aquel momento la revista Guitar Player y adentro había mucha información técnica y mucho de lo que hicimos en Bloke salió de la información de esas revistas. Pero hoy no quiero sonar con un sonido tipo Pantera porque no corresponde con la obra de Bloke.

 

¿Dónde grabaron el disco?
En Floresta, en una casa que era estudio de grabación. Cada ambiente era un lugar para tocar. Tardamos 45 días en terminar el disco.

 

¿Tuvieron apoyo de alguien cuando salió el disco?
No nos dieron apoyo. V8 y nosotros hicimos el camino del heavy en este país. No había técnicos de grabación para nuestro estilo, gente que nos entendiera. Los discos de Riff, V8 y el nuestro sonaban mal porque nadie sabía grabar heavy. Quizás un poco mejor fue el de Hellion. Te cuento algo. Quedo afuera del disco un tema que se llama “Buitres del mal” que quedó afuera porque la cinta master tenía una ondulación y cuando terminamos de grabar lo escuchamos y era horrible y lo tuvimos que sacar del disco. O sea ni siquiera eran capaces de ver el estado de las cintas antes de ponerlas para grabar.

 

¿Difusión en radio y revistas?
Muy poco. Casi nada. Revistas si como la Pelo o Metal. ¿Sabés cuál fue el problema también? Que hubo bandas de heavy que cuando tocaban se armaba quilombo y rompían todo. Eso asusta a los dueños de los locales y a nosotros eso nos cerraba puertas para mostrar nuestra música.

 

¿Cómo los recibía el público en aquel momento?
Ya desde 1981 a 1983 tocábamos mucho y la gente estaba muy copada con nosotros. La gente respondía. Inclusive ahora con la reedición en cd por internet la gente se pone en contacto conmigo diciéndome yo te vi en Atlanta, o en el festival 10 Mil Watts en Platense. Y después hay un fenómeno paralelo de chicos que son fans de la banda y nunca la vieron en vivo. ¿Cuándo paso eso? Es muy fuerte.

 

¿Cómo aprendiste a tocar heavy? Porque en esa época no había profesores ni videos que te enseñen.
Buenísima la pregunta, porque nunca me la hicieron. Para entender y disfrutar esta música hay que contextualizar, hay que entender que ocurría y que había en aquel momento. Yo hacía lo que me salía de lo que escuchaba de los discos. Fui a un profesor buscando aprender y me dijo que no venga más a las clases porque no podía darme más información de la que necesitaba para tocar heavy. La manera de tocar era intuitiva. Tenías que descubrir el estilo. Siempre toque con cuerda calibre 0,9 y además de tocar con un compresor y con un footswitch para subir el sonido en los solos, todo esto era casero, hecho por mí, porque los operadores de sonido no hacían nada.

 

Las letras de Bloke tienen contenido social. ¿Tuvieron que esperar a la democracia para editar sin problemas las letras?
Las letras las teníamos de antes y algunas las terminamos en la transición de los militares a la democracia. Algunas letras hacen referencia a Malvinas “con gente sin una pierna no se podrá avanzar” (Paraíso infernal). La letra de listo a matar en referencia a los asesinos de todos lados militares y también terroristas, porque esto era una guerra. Fue una época muy jodida. “Alma de chacal” es un canto a los cagadores de oficina que esperan el momento para cagarte.

 

¿Cómo grabaron los efectos que están en el disco?
En el estudio había un disco con efectos de la BBC que usamos. Los cañonazos, las sirenas de guerra, los disparos, los ruidos de tropas marchando. Todo eso fue una idea nuestra que le pedimos al estudio.

 

¿Cómo ves el heavy metal nacional hoy?
La ruptura de V8 provocó una ramificación de bandas: Hermética, Malón, Walter Giardino, Gustavo Rowek, Logos… V8 trajo una línea a seguir y me parece que como que en general las bandas siempre fueron en esa dirección. En el heavy argentino hubo dos veredas: V8 y Bloke, tipo vereda A y vereda B. La línea nuestra no la siguió nadie. Fuimos una banda no copiada. Por esto te digo que Bloke no vuelve. Lo que vuelve es el disco. Los regresos deben ser contundentes y no puede ser Bloke contundente porque falta Oscar Oropeza que fue una de las tres patas de fundamentales de Bloke junto con Daniel y yo. Hay muchas bandas que no buscan un nuevo sonido porque tienen miedo de fallar en el concepto y armado de su banda. Entonces terminan copiado. Se creen porque una banda pego éxito con un estilo, copiarlo también te puede dar el mismo éxito. La pegada de V8 o Bloke en aquel momento fue ser originales en todo.

10322449_636345453108020_5826727823519654035_n

 

¿Qué relación tenían con Riff y V8?
Con Pappo teníamos una relación por invitarnos como teloneros de él en Obras el 19 y 20 de octubre de 1984 tuvo un gesto bárbaro, no sólo por invitarnos sino porque hubo muy buena onda con el tema de la organización del show. Fue muy buena leche con nosotros. Era un músico que defendía músicos y que le tiraba centros a los músicos. Hoy hay pocas bandas grandes que le tiran un centro a los pibes del heavy. Les cobran a las bandas para que toquen con ellos. Todas las notas las quieren ellos. En el pop y en el folclore por ejemplo, han jerarquizado la música y sobretodo supieron hacer el negocio de la música. El heavy es un movimiento autodestructivo. Mucho ego e ignorancia, mentalidad de cancha, estar todo el día vestido de negro, borcegos y tener cara de culo todo el día. Divididos, Las Pelotas y Tan Biónica saben hacer producciones, saben hacer buenos espectáculos. El heavy no sabe hacer eso a nivel espectáculo. Todo género se expande y crece. El heavy no, parece un bonsái.

 

¿Por qué se separa Bloke?
A veces los egoísmos personales son destructivos. Billy el cantante fue el último en entrar en la banda y no vivió el proceso de sacrificio de la banda. El entra con el contrato firmado para grabar “Demolición”. Después logró echar al guitarrista Luis Escobar que fue el que grabó el disco. El día que teníamos que firmar contrato para el segundo disco en la compañía, Billy el baterista y el guitarrista se apartan y dicen que no firman y que no van a tocar más en Bloke. Yo estaba con el bajista y no lo podía creer. Lo dijo justo en ese momento. Muy maquiavélico. Ya teníamos 12 temas impresionantes. Ya teníamos reservado el estudio y muy ensayados los temas. Luego de que se rompe Bloke después de un año vino Billy y me dijo se había equivocado. Ellos no tenían proyecto paralelo, directamente dijeron que se bajaban. Yo le salvé la vida a Billy un día yendo a un show a la noche en Paso del Rey. Cuando volvíamos en la camioneta después del show Billy estaba de la cabeza. De repente mientras estábamos en marcha por la avenida, abre la puerta de la camioneta y grita que quiere volar. En un movimiento instintivo le pateo el pecho y lo siento de culo. Sin querer le salve la vida. Diez días después no firmó el contrato. Una locura.

 

¿Cómo se reeditó “Demolición” en 2002 y en 2013?
La de 2002 fue idea de Fabián de la Torre que era fan nuestro. Me contacta y me dice que quiere reeditar el disco. Así salió, con lo que había. Esta edición 2013 se trabajó en un estudio profesional de alta calidad porque esta sacado de un vinilo. Pero suena increíble.

Sábado 10 de Mayo Marcelo Simoni e invitados tocarán en Gier Music Club Av. Alvarez Thomas 1078 CABA a las 19hs. Entradas en Ticketek.com

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>