NOTA A CARLOS RODRIGUEZ ARES

El rock argentino a principios de los ochenta no mostraba cambios si lo comparamos con lo que ocurría en el mundo. A la dictadura nefasta le quedaban un par de años todavía, incluyendo Malvinas. Sin embargo había una banda que tenía información de lo que pasaba tanto fuera como dentro de nuestro país. Los Virus fueron, con su disco “Wadu Wadu” de 1981, la piedra fundamental para separar las aguas. De a poco las bandas comenzaban a mostrar propuestas más audaces, tanto en lo estético como en lo sonoro y letras. Pero son huérfanas si no las “visten” como necesitan, para llegarles bellas a su público. Entonces apareció una agencia que apostó a la apertura de esas bandas, en la misma época que Luca y Pappo decían que Serú no era rock. Esa agencia fue Rodríguez Ares Producciones, encargada nada más y nada menos de “vestir” a bandas como Virus, Soda Stereo o los Ratones Paranoicos entre otras. En esta nota, Carlos Rodríguez Ares su creador y fanático de Elvis Presley, nos cuenta anécdotas de su agencia y del rock nacional: “No es rock nacional, es rock nació mal”.

Me crucé con Carlos por la Avenida Cabildo un sábado por la tarde. Cuando lo vi dudé, porque se me mezclaron 30 años de rock argentino en la cabeza en un segundo. Su camisa de Elvis me lo confirmó. Charlamos cinco minutos, suficientes para arreglar esta nota. Ahí va…

Yo comencé este negocio con Moris en 1981. Me invitó el gordo Martínez, que creo que tiene una importancia fundamental en el rock argentino. Era fan de Elvis como yo y trabajó muchos años en la CBS. Fuimos a ver a Moris a Obras. Después del show, salimos a comer los tres y con Moris tuve una conexión increíble. Ahí salió el tema de trabajar juntos. Fui a Madrid cuando él estaba grabando “Donde están las canciones” en 1982. Quedamos en hacer una gira en la Argentina. Trabajé la promoción del disco por todo el país. A partir de ahí, le tomé el gusto de trabajar con el rock.

Entre 1982 y 1983 armé Rodríguez Ares Producciones. Un día conocí un grupo nuevo y me pidieron para que les haga la promoción. Eran Los Helicópteros. Los fui a ver y me gustaron. Entonces les propuse la presentación de su primer disco en el Palacio Sans Souci. O sea una locura, porque era un palacio de verdad. Vino Charly García, Federico Moura, vino todo el mundo. Lo agarro a Fede y le pregunto: “¿Qué te parece?” Y me dice: “¡Este es el cuento de la cenicienta! Ojalá yo tuviera una presentación así…” El disco “Música Pep” de 1982 tuvo mucha promoción. Abrías la heladera y sonaba el tema Radio Venus. Los de la compañía me dijeron que estaba loco con la promoción en el palacio. “¿Quién va a comprar las entradas para una banda desconocida?” preguntaron. “¡Ustedes!” les dije. ¡Al otro día me dieron el cheque por cien entradas! ¡Ja ja ja! Hasta tocaron en el Italpark. Hablé con Zanon que era el dueño, que después hizo la empresa de mosaicos, para hacer una presentación. No sabes los miles de pendejos que había… ¡Fue una locura! Otra vez fuimos al programa de tv de Quique Dapiaggi que era muy popular en aquel momento. Pero el cantante de Los Helicópteros Uki Goñi, no quería saber nada de tocar ahí. La producción de Dapiaggi llamaba y llamaba para que vayan a tocar. Entonces dijimos: “Cuando llame Dapiaggi pedile 10 mil dólares, seguro que dice que no…” ¡Y los pagaron! Yo estaba colifa en esa época, pero trabajaba como loco…

 

130_boda-palacio-sans-souci-maria-gaston_065

El Palacio Sans Souci… no será mucho?

 
 

Los Helicópteros en el programa de Quique Dapiaggi…

 
 

El día de la promoción del disco de Los Helicópteros en el Palacio Sans Souci, estaba Federico Moura y quedamos en charlar después en mi oficina. Ahí me dijo que quería trabajar con nuestra agencia. El primer disco de los Virus “Wadu Wadu” fue para CBS, el segundo “Recrudece” de 1982 fue para DG, el sello de Daniel Grinbank. En esa época DG trabajaba con Mercedes Sosa, Serú Girán y otros artistas de la época. O sea nada que ver con los Virus. Entonces fui a charlar con Daniel y le pregunté por los Virus porque quería trabajar con ellos. Sin vueltas, Daniel me dio el contrato y sin poner un peso. Me da bronca cuando hablan mal de Grinbank. Será por envidia. Me fui de DG saltando de contento.
A todo esto, había hablado con Fede sobre la nueva propuesta para los Virus. En la Argentina de 1982 ser gay era como ser un asesino, más o menos. Pasamos muchos malos momentos. En el Festival Prima Rock de 1981 a los Virus le tiraron naranjazos sin parar. Ese es el rock nació mal, no rock nacional. El rock nacional es una sarta de mentiras, de inventos, para cuidar la quintita de algunos. “El rock nació en La Cueva” dicen… eso es una mentira. La Cueva es de Sandro y se hinchó tanto las pelotas con lo que pasaba, que después se fue. Está todo tergiversado. Litto Nebbia le hizo escuchar el tema La Balsa a Sandro y este le dijo que eso no era rock. Yo armé Rodriguez Ares Producciones después de ver un concierto de un artista que le decía a la gente que había que ir de blanco y estar manso y tranquilo. Eso me dio tanto asco… El mensaje confundía a la gente sobre lo que es el rock and roll. Ahí me dije: “Tengo que hacer algo”. Y me metí en esto.

Para el disco “Agujero Interior” de 1983 decidimos darle a Virus otro giro, hacer un trabajo más potente, más rockero. Lo llamé a Michel Peyronel para producir el disco. El tema Mi Garage lo sacó una tarde Julio Moura en mi casa escuchando Chuck Berry. Yo los convencí de grabar el tema Carolina, que lo tocaban en vivo pero no lo querían grabar. A la gente le encantaba esa canción, explotaban. Pero básicamente el tema fuerte del disco fue Agujero Interior. En aquel momento ningún sello quería contratar a Virus. Sus dos discos anteriores no habían vendido lo esperado. Pero yo tenía fe de que les iba a ir muy bien y así fue.

 

pn

Carlos con los Soda en Pumper Nic presentando el primer disco

 

En el Italpark, el día de la presentación de Los Helicópteros, se me acerca un pibe y me da un cassette para que escuche y que vaya al Zero Bar donde tocaban esa noche. Eran los Soda y el pibe era Charly Alberti, pero todavía no tenían ese nombre. Lo puse en mi casa y me gustó. Fui a verlos con Marcelo Moura. Esos Soda Stereo del Zero Bar fueron una de las mejores bandas que vi en mi vida. Eran como los Pistols haciendo The Police. Tenían una fuerza increíble. Marcelo me dijo que los tome ya, sin dudar. Entonces les propuse grabarlos y le dije a Federico Moura que sea el productor artístico. Además hablé con Daniel Melero para que traiga el tema Tratame Suavemente. Cuando presentamos el disco se me ocurrió la idea de hacerlo en Pumper Nic. Se llenó de gente y la difusión fue impresionante. Sin duda el éxito de Virus ayudó a abrirle las puertas a Soda Stereo.

Conozco a Vitico del colegio, íbamos juntos. Un día viene a la oficina con un cassette y me dice: “Quiero formar Riff y que toque este pibe”. Y yo le digo: “No Vitico estás loco…” porque en esa época Riff no tenía trabajo porque la gente que iba a ver a Riff rompía todo. No eran negocio por esa razón. Escucho el tema y me vuelve loco. “¿Cómo se llama el pibe?”. Y me dice: “Se llama JAF y el tema Elena X.”. ¡Para la historia! A los Riff les hice ese cambio estético, le pedí a Pappo que baje un poco de peso… ¡Y me hizo caso! Estuvieron todos de acuerdo en todas las propuestas. El disco “Riff VII” de 1985 no tiene gran repercusión por miedo a que vuelvan los quilombos. Había una mezcla del nuevo público con el viejo público de Riff. Pero siempre hubo problemas, una lástima porque es un gran disco.

Con los Fabulosos Cadillacs, pasó que hubo problemas para grabar el disco “Yo te avisé” de 1987. El primero “Bares y Fondas” de 1986 lo hicieron por Interdisc. Necesitaba el ok de Interdisc para hacer el nuevo trabajo. Me cansé de ir a la compañía. No me daban bola. Me cajoneaban. Me cansé, me fui y hable con CBS y arreglé. Les gané una demanda. Pero no quiero hablar de eso. El disco es genial, el trabajo de Andrés Calamaro es muy bueno. Les enseñó profesionalismo.

 

rap

Carlos con las bandas que estuvieron en su agencia

 

Ese mismo año los Ratones Paranoicos estaban buscando manager. Ellos quisieron trabajar conmigo y yo acepté. Un año después salió “Los chicos quieren rock” que es el disco que los catapultó al éxito. Ahí le dije a Juanse que necesitaban un tema lento. Ese tema fue Carol. Trabajamos maravillosamente bien. Terminamos casi a las lágrimas. Ahí cerré todo. Inclusive hice un programa de radio con Bobby Flores y ese día estaba Juanse. Fuimos a tomar algo y me propuso no solo volver con la agencia, sino que él ponía la oficina, todos los gastos. Le dije que no con todo el dolor del alma. Estaba cansado y también veía que se venía una etapa media oscura para el país.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>