NOTA A DIEGO MIZRAHI

“No soy ninguna estrella”,  nota a Diego Mizrahi

 

Luego de 15 años de separación, vuelve a los escenarios La Mizrahi Blues Band. Además, el guitarrista esta trabajando en su escuela de rock y conduce el programa de tv Jam Session por Canal Ciudad. Por si esto fuera poco, esta nominado a los premios Gardel a la Música  2015 en la categoría Mejor Álbum Banda de sonido de Cine/Televisión y acaba de editar su último disco llamado “Duro y Parejo” con un homenaje a Gustavo Cerati. Parafraseando a los Beatles, Diego Mizrahi esta acá, allá y en todas partes.

 

La Mizrahi Blues Band se presenta este viernes 29 de mayo a las 20hs en la Usina del Arte, Caffarena y Av. Pedro de Mendoza.

 

 

Músico, empresario, productor, conductor de tv, tenes tu escuela de rock y sos jurado en ROCKEA. ¿Cómo haces para distribuir tu tiempo entre tantas actividades ?

Muy fácil no duermo. ¡Ja ja! Siempre tuve muchas actividades y si no tengo lo invento. Uno se va descubriendo con el paso del tiempo y me di cuenta que tengo una virtud que en época de crisis, si no surge trabajo por un lado lo busco o lo invento por otro. No me vanaglorio de esto.  Me levanto muy temprano todos los días, para continuar el trabajo de todas esas actividades. Pero no me quejo y lo hago muy feliz.

 

En un medio dijiste que: “La banda es lo que ahora me motiva y entusiasma” ¿Cómo se gestó la vuelta de La Mizrahi Blues Band?.

Durante estos años tuve shows solistas. Toco en vivo con las pistas grabadas. Esto lo hago hace mucho tiempo pero extrañaba eso de tener una banda, de la química de la banda en vivo, de pifiar, de mirarse, de pasarla bien en el escenario. Entonces la vuelta de la banda son esas ganas de tocar con amigos que me llena de adrenalina, me entusiasma. Lo necesitaba.

 

La letra de Duro Y Parejo:  ¿A qué o a quienes te referís?

Es una canción autorreferencial. Es algo que le pasó a un tipo que vivió buenas y malas de toda índole. Ese soy yo, persona de carne y hueso. No soy ninguna estrella. Le cuento a la gente las cosas que vivo, pero al final del camino todo se resuelve, todo tiene solución. El mensaje es todo se puede, vamos para adelante.

 

Mucha gente aprendió a tocar un acorde, a utilizar un pedal efectos o conocer nuevos músicos gracias a tu programa Jam Session. O sea que además de entretener, muestra un perfil educativo.

Sí, eso es algo que me sale naturalmente. Nunca me lo propuse, debe ser que soy como pedagógico. Esta bueno encontrarse gente que le sirve lo que uno hace. Además con el tiempo uno va descubriendo otros ritmos además del rock, como el jazz, folclore o  tango. Entonces en el programa queremos abrir juego a otros estilos musicales. En nuestro país hay mucha música folclórica que no cuenta con el aparato de marketing necesario para hacerse conocidos, como Los Tekis o Los Nocheros. Me ha pasado que me lleven a pueblos del interior y los escuchaba tocar y la descosían. Tienen una actitud total. Me impresiona mucho. No es que haya descubierto esta música ahora, desde mi disco Pampalucha editado en 2002, me animé a hacer una zamba propia. Pero no respeto las reglas del folclore, las conozco pero me salgo de las reglas y las toco a mi manera. En mi disco anterior grabé una chacarera, pero con afinación de música country tipo Nashville, con slide y delay. De todas maneras los tangos clásicos los sé tocar como son, sin ningún cambio.

 

gardel-2015

 

Estas nominado a los Premios Gardel 2015. ¿Lo tomas como un reconocimiento a tu carrera?

La verdad que sí. Estoy muy contento. No me cambia nada, pero me pone muy bien.  No cuento con el aparato de una multinacional, pero estoy en una terna muy complicada. Aliados y Cumbia Ninja  como banda de sonido en tv, que es muy difícil. Pero no importa. La nominación es un premio a mi esfuerzo.

 

Compusiste un tema que se llama “A Cerati”. ¿Escuchabas Soda Stereo?

Seee… Soda Stereo a full. Soy rockero obvio. Lo que no quita que me gusta Soda o Gustavo Cerati. En esa época no podía creer la profesionalidad que tenían. Fue la primera banda profesional a ese nivel. Admiraba más eso que su música. Los vi por primera vez en la Esquina del Sol. Yo tenía una banda que se llamaba Tic Nervioso y hacíamos el mismo circuito que las bandas que surgían como Sueter, Sumo, Cadillacs y varias más, en lugares como el Stud Free Pub o el Parakultural, tocamos en todos. Los Soda eran distintos, cuando los vi por primera vez pensé en The Police. La letra de “A Cerati” la hizo Jessica Schults que es mi mujer. La escribió de un tirón. Le pedía a Gustavo que despertara  de manera muy poética, cuando estaba en coma. Entonces pensé en ponerle música a esa poesía y que sea tipo homenaje.

 

¿Cómo se dio tocar para un tributo a Jimi Hendrix en Estados Unidos?

Fue un aborto de la naturaleza. Estaba girando con la Mizrahi Blues Band por la costa oeste de Estados Unidos año 1999 para el público latino. Íbamos como teloneros de los Enanitos Verdes. A la vuelta en Buenos Aires, mi manager en Estados Unidos me llama y me dice que el hermano de Jimi Hendrix, León, quiere tocar conmigo en una gira. Pensé que me estaba tomando el pelo. Pasan las semanas y el me sigue llamando e insistiendo. Al final me contó que el manager de León Hendrix nos vio tocar, le gusto la onda y nos pidió que toquemos en el tributo que estaban organizando. No lo podía creer. Fuimos, ensayamos y tocamos en el Coconut Teaser de Hollywood. Fue increíble e inolvidable.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>